viernes, 27 de octubre de 2006

Cuando se pierde a un amigo...

Esta semana fue de muchas emociones, cumpleaños, amores, y una gran tristeza... hace tiempo conocí a un hombre increíble, me enorgullezco de haberlo conocido y haber sido considerado su amigo, hombre formidable, fuerte, inteligente, ese tipo de personas que merecen ser conocidas, duro trabajador, escritor emocionante, apasionado...

Tuve el honor de conocerlo por la simple razón de reparar su Mac, cuando lo conocí escribía sus obras en una Power Macintosh 9600, poco tiempo después lo convencí de adquirir una iMac y aún cuando él creía que hacerme consultas me quitaban el tiempo o me interrumpían, para mí era todo gusto ayudarlo y hacerle la vida con su computadora lo más sencilla posible (por eso siempre usó Mac!), en su estudio llegué a ver máquinas de escribir muy antiguas y varias Mac de las primeras, sí de esas que cualquier maquero adoraría tener de colección.

El martes, navegando por internet, le mostraba a alguien la página que le habíamos diseñado a Rafael Ramírez Heredia y tuve la muy fuerte sorpresa de encontrarme que ese mismo día había fallecido, el dolor fue inmenso, el vacío en el estómago fue terrible, ¿por qué pasan éstas cosas?, ¿por qué los hombres brillantes que necesita ésta país y la humanidad se van de nuestro espacio?

Oh amigo, te extrañaremos, tuve el honor de conocerte y platicar contigo, eres ejemplo a seguir, tus pasiones, tu trabajo arduo desde temprano; el golpeteo de las teclas que se movían eufóricas ante tu ansiedad de escribir...

Amigo querido eran tus palabras, y ahora espero honrar tu amistad como pueda, divulgar tu obra, tu energía... te extrañaré.

Sirva este espacio para expresar mi total e incondicional apoyo a su hermosa familia, Conchis, Maritza y Claudia.

Te guardaré siempre en mi corazón queridísimo amigo!!!

Román T.M.

2 comentarios:

Adriana dijo...

De verdad que lo extrañaremos, amigo querido, le enviamos todo nuestro cariño, tal como nos decía él.

Me siento en deuda, creo nos corresponde difundir su obra.

Undertaker dijo...

PUES QUE TE PUEDO DECIR, SIEMPRE ES LAMENTABLE PERDER A NUESTRA GENTE, SEAN AMIGOS O FAMILIARES.

ANIMO.

SALUDOS!